Tú Decides Cuando y Como Cambiar.

Muchos pensamos que el crecimiento personal siempre esta precedido por algún gran evento, sea este bueno o malo. Si bien es cierto que las grandes crisis ya sean individuales o colectivas son a menudo grandes oportunidades para el crecimiento, no siempre son necesarias para el desarrollo.

En el pasado pensaba que para llevar mi vida en la dirección que quería, iba a ser necesario un evento transcendental que me obligaría a cambiar de golpe, estaba tan convencido de esto, que decidí no hacer absolutamente nada para cambiar; decidí sentarme a esperar dicho evento,  con la seguridad de que este iba a llegar y en el momento que llegara iba a estar listo para efectuar los cambios en mí, que este evento requeriría.

A medida que el tiempo transcurría, comenzó a llegar la desesperación, reconocía la necesidad de cambiar pero no hacia nada diferente en mi vida, ya que no veía indicios de que algún gran evento fuera a suceder, mantenía mis malos hábitos y mi forma de vida, viendo que cada día que pasaba era igual que el anterior; esto solo incrementaba mi nivel de ansiedad y estrés, ya que descubrí que era perfectamente consciente de mis malos hábitos y mis malas tendencias y a medida que pasaba el tiempo veía con mas claridad el rumbo que tomaba mi vida, sin embargo no hacia ningún cambio. Aferrado al dichoso gran evento que como el mar llegaría a arrasar todo lo negativo y me transformaría en una persona diferente, en la persona que siempre pensé que podía ser.

El Cambio en Mi Vida.

Después de 2 años de esperar este evento o crisis que se suponía me iba a impulsar, me di por vencido, llegue a la conclusión que esté jamas iba a llegar. Supuse que estos eventos o crisis no le pasaban a todas las personas, creía que era una mera cuestión de suerte. Había llegado a un clímax en mi vida, ante mi tenia dos opciones, buscar cambiar lo que estaba a mi alcance o continuar sentado viendo mi vida pasar de forma intrascendente.

Pensé “si no habrá dichoso evento, por lo menos puedo cambiar las cosas que mas me molestan de mi”. Con este razonamiento empece a cambiar cosas muy pequeñas en mi vida; modifique mi hora de despertar por ejemplo. Para mi era un agobio despertarme tarde, no me gustaba, me sentía defraudado de mi mismo al momento en el que veía la hora, incluso me daba pena que alguien mas se percatara que despertaba tarde. Sin embargo como no tenia nada que hacer temprano, decidía dar rienda suelta a la pereza y despertar a medio día, utilizando el falso razonamiento, pensaba que en realidad no afectaba a nadie y cuando hubiera algo importante que hacer seria entonces el momento para despertar temprano.

Decidí entonces que aunque no tuviera nada que hacer me iba a despertar a las 5:30 de  la mañana, me di cuenta que me provocaba mas sufrimiento despertar tarde que el vencer el cansancio para despertar. Cuando logre establecer este habito me di cuenta que de forma inadvertida mi vida empezó a transformarse poco a poco, mi estado de animo era muy diferente, empece a poner atención a otros aspectos de mi vida, como la poca energía que tenia para hacer las cosas, tenia las ganas pero la voluntad me faltaba. Descubrí  que mi falta de energía para hacer las cosas estaba relacionada con mis malos hábitos alimenticios, esto es algo que a menudo leemos o nos dicen los médicos, no es nada nuevo, pero al decir que “descubrí” quiero decir que experimente de manera consciente el proceso de perder la energía ganada al levantarme temprano al momento de comer alimentos no saludables. No es lo mismo saber vagamente que existe esta conexión por que lo leemos o lo escuchamos, que poner atención a lo que pasa de manera interna y experimentar de manera consciente de como estos procesos están relacionados.

Para mi fue clave esta experiencia, ya que motivó en mi ser la búsqueda de situaciones similares, se abrió dentro de mi un proceso de introspección profunda para detectar este tipo de correlaciones.

Mediante estos pequeños cambios se activaron unas ganas de seguir cambiando, me di cuenta de que esta nueva forma de vida era mas placentera que aquella en la que solo esperaba. De manera inadvertida mi entorno comenzó a transformase, mis amistades, trabajo, familia, salud, etcétera.

Hoy en día soy consciente de que aun tengo mucho por hacer a nivel interno y externo, sigo haciendo profundas introspecciones para detectar nuevas áreas de oportunidad, me he dado cuenta también que disfruto de hacer esto, a veces estamos tan concentrados en lo que viven las personas cercanas que olvidamos por completo nuestra vida a nivel fundamental.

La actitud que tome en un principio se puede calificar como ingenua e infantil, estoy de acuerdo. Sin embargo la esencia del contenido va dirigida a algo mas profundo que el simple hecho de el mal habito de la pereza y mantenerse en una zona de confort, estos son problemas y malos hábitos derivados de algo mas profundo. La esencia del tema es que muchas personas, a veces de manera inconsciente como yo, esperamos soluciones del exterior, y se ningunea el potencial interno que tenemos, dejamos todo en las manos del destino o la suerte, pensando que estos acudirán a nuestro rescate. En muchos casos esto no es así, yo diría que en la mayoría de los casos el gran evento es aquel en cual decidimos hacer uso de nuestra fuerza de voluntad, sin importar lo que este sucediendo en el exterior, cuando utilizamos la voluntad, todos los pretextos para no hacer las cosas se evaporan para abrir paso al crecimiento, las dificultades en el camino son meras pruebas a la voluntad.

Para terminar; tengo que comentar que este proceso en mi vida estuvo marcado por el inicio de mi vida espiritual, gracias a la meditación y a la disciplina que era requerida en esta área de mi vida, fue que entrene mi fuerza de voluntad, desperté mi intuición y percibí la falta de armonía en las otras áreas, puedo afirmar que sin la espiritualidad en mi vida y sin la ayuda de mi gurú: Paramahansa Yogananda, no habría cambiado nada. Para cambiar el exterior tuve que cambiar el interior primero, al día de hoy se que tengo mucho trabajo por hacer, sobretodo a nivel interno.

En el siguiente articulo compartiré el camino que me llevo a mi gurú; explicaré mas detalles de la vida espiritual y como en realidad los cambios que expuse al inicio fueron meros reflejos del gran cambio que tiene lugar en el interior.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s