El Conocimiento y la Educación

El verdadero aprendizaje es aquel que proviene de la aplicación y la experimentación, solo hasta haber aplicado y experimentado algo es cuando podemos decir que aprendimos. Memorizar y Coleccionar conocimiento en el cerebro solo nos dará la habilidad de repetir sin parar lo leído o escuchado. Incluso aquel conocimiento al que sometemos a la racionalización y la reflexión esta limitado debido a que solo será un conocimiento en el cual creemos, podríamos basar nuestras vidas en dichos conocimientos, sin embargo, sin la experimentación de dicho conocimiento nunca tendríamos certeza de su veracidad.

El conocimiento en potencia pierde todo su valor cuando salimos a experimentar la vida, no es lo mismo tener todo el conocimiento científico acerca del agua, de sus componentes y sus beneficios, a haber tomado un vaso de agua y experimentar las sensaciones y beneficios en el cuerpo. Por más conocimiento que uno tenga acerca del agua, jamás podrá experimentar sus beneficios y conocer la sensación de probarla. El mismo criterio lo podemos aplicar a múltiples aspectos de la vida como las relaciones sentimentales, las finanzas, el trabajo, la escuela y la religión. En todos vamos a llegar a la misma conclusión.

Si hacemos un análisis profundo y pensamos en nuestras experiencias pasadas lograremos descubrir la raíz de la problemática de la sociedad, que no es otra que la educación. (aquella que nos forma como personas no como profesionistas.)

¿Por qué la educación?

Simplemente porque nuestra sociedad está acostumbrada a educar en su mayoría a base de sermones, libros, videos y de más, tanto en casa como en la escuela. Educar de esta forma es lo mas sencillo ya que simplemente transmitimos lo que nos fue transmitido de forma automática ignorando los cambios que ha sufrido la sociedad a través del tiempo.

Educar con forme a lo expuesto previamente es sencillo, pero poco efectivo, la manera más efectiva y al mismo tiempo la más complicada de educar es a través del ejemplo. Los sermones, libros, videos, y demás medios tienen que estar fundamentados en el ejemplo del educador para que surtan un efecto real y de impacto en el educado. Pregonar y sermonear acerca del respeto en nuestra casa no sirve de nada si lo vamos a olvidar en el trabajo o cuando nos nuble la ira derivada de alguna situación, nuestra propia incongruencia nos delatara con las personas que nos rodean y perderemos toda autoridad para hablar acerca del tema, y muchos, sobre todo aquellos que nos admiren (niños) replicaran nuestro comportamiento, esto, lejos de educar provocara enfrentamientos y prejuicios a nuestro alrededor ya que siempre veremos las faltas ajenas y las criticaremos, pero nos defenderemos y atacaremos a aquellos que señalen las nuestras.

Situaciones como la descrita, suceden a diario, en mayores y menores magnitudes, pero están a la orden del día, y tristemente determinan el tipo de personas en las cuales nos convertimos y también determinaran la calidad de las personas que nos toca educar.

Es importante que entendamos a la luz de nuestra propia experiencia la necesidad de educar a través del ejemplo, debemos primero poseer y practicar aquellas cualidades que queramos enseñar, de esta manera incluso la charla o libro sobraran, al momento que reflejemos aquellas cualidades muchos de nuestro alrededor se sentirán inclinados a comportarse de forma similar.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s